Diplomados a distancia, Diplomado en inteligencia emocional, educación a distancia, instituto de desarrollo gerencial idgThomas Edison afirmaba que el genio es 1 por ciento de inspiración y 99 por ciento de transpiración. Esto no es muy popular en la actual generación con acceso a mas de cien canales de televisión por cable, acceso a cualquier tipo de información en Internet y padres de familia que muchas veces satisfacen todos sus caprichos.

Conforme mejora la situación económica de las familias, cada vez son menos los niños que pueden percibir la relación causa - efecto entre el trabajo duro y el éxito. Normalmente se admira a personajes del espectáculo que parecen haber alcanzado la fama gracias a su apariencia o a su talento natural. De esa forma los niños no solo aprenden a desvalorizar el papel del esfuerzo, sino que no entienden la importancia de fracasar y aprender de los propios errores.

Un niño no puede aprender a ser persistente si no acepta el fracaso. Según se sabe, la búsqueda de Thomas Edison para encontrar un filamento adecuado para su primera bombilla de luz dio como resultado mil errores antes de que tuviera éxito. Cuando Jonas Salk hizo sus investigaciones sobre la polio, que era una enfermedad que mató a miles de niños antes de 1954, pasó el 98 por ciento de su tiempo documentando pruebas que no funcionaban. Paul Ehrlich, que descubrió una droga que podía curar la sífilis, llamó a su fórmula final Nº 606, después del fracaso de los 605 experimentos anteriores. Pero pocas veces contamos estas historias - y miles como ellas - a los niños.

Para que un niño o adolescente experimente el control de las emociones negativas que puede traer el fracaso, es necesario que fracase, se sienta mal y lo intente nuevamente en forma repetida hasta alcanzar el éxito. Ninguno de estos pasos puede evitarse. El fracaso y el sentirse mal constituyen la base del éxito y del sentirse bien, porque a menudo el éxito se construye sobre el fracaso. Ademas, se debe enseñar a valorar el esfuerzo en lugar de ver solamente el resultado.

(Adaptado de "La inteligencia emocional de los niños" de L. Shapiro).

Vea nuestro Diplomado a distancia en Desarrollo de la Inteligencia Emocional del Niño y el Adolescente

 

 

 

Diplomados por Puesto

Este sitio se encuentra protegido por la normativa vigente sobre derechos de autor. Todos los derechos involucrados, como por ejemplo su contenido y su diseño visual, son de titularidad de Diplomadosidg.com, por lo que se encuentra estrictamente prohibido su empleo, modificación, reproducción, distribución, transmisión o comercialización de los derechos involucrados sin el permiso previo, expreso y por escrito de Diplomadosidg.com