Diplomados a distancia Instituto de Desarrollo Gerencial

A quien se lamenta por haber sufrido una caída (fracaso), le digo: "Caer es en realidad una oportunidad". Si no ocurriesen caídas, seguramente el mundo no tendría un aspecto tan bello como lo tiene.

Muchas personas piensan que toda caída es mala, pero, a veces, la caída es benéfica. Si las semillas no cayeran en la tierra no tendríamos plantaciones de cereales, de frutas, etc.

¿Será que todo lo que cae consigue crecer? Si se trata del ser humano, de nada le sirve la caída si él no aprende lecciones valiosas con eso. Una semilla lanzada en la tierra germina porque absorve todos los nutrientes que puede obtener del suelo y se esfuerza en crecer lo máximo posible. Cuando una semilla es lanzada a la tierra, ¿qué hace en primer lugar?. Suelta las raíces para afirmarse en el suelo. A partir de allí su energía se concentra en el sentido de germinar en dirección a la luz. Dirigirse hacia la luz es el primer paso para transformar la caída en una oportunidad para fortalecerse y desarrollarse.

El secreto del éxito en la vida también consiste en aprovechar bien la posición en que estamos ahora. Dejando escapar el ahora perdemos la oportunidad. Es equivocado pensar: "Voy a levantarme cuando venga una oportunidad mejor. Por el momento eso no me es posible". El fracaso es una oportunidad para desarrollarse por peor que sea la adversidad.

Nosotros, seres humanos, debemos ser más resistentes que las semillas de las plantas. Si caemos debemos crear una base firme para reaccionar y crecer. Y eso lo conseguimos aceptando con gratitud todas las situaciones que surjan delante de nosotros como nutrientes para nuestro perfeccionamiento. Puede haber ocasiones en que nada transcurra como lo esperábamos y nos encontremos en situación difícil. Pero debemos encarar todo eso con espíritu de gratitud.

Al aceptar con gratitud los reveces de la vida, alcanzamos la serenidad espiritual y conseguimos crear una base firme para el verdadero crecimiento. Solamente cuando se obtiene la serenidad espiritual es posible crecer en dirección a la luz. Esa postura mental es imprescindible para que la persona aprenda con la caída, con el fracaso, y se levante.

Matsaharu Taniguchi

(Condensado de la revista Sea Feliz Nº 136)

Imagen: bancodeimagenesgratuitas.com

 

Nota: Los diplomados a distancia que brindamos en el Instituto de Desarrollo Gerencial - IDG también son nutrientes para el perfeccionamiento de la mente. Consulta y pide información sobre los diplomados a distancia del Instituto de Desarrollo Gerencial - IDG a tavés de la página web diplomadosidg.com.

Ahora, también puede inscribirse por internet en esta página web.

diplomados a distancia IDG Universidad Nacional de Trujillo


 

Diplomados por Puesto

Este sitio se encuentra protegido por la normativa vigente sobre derechos de autor. Todos los derechos involucrados, como por ejemplo su contenido y su diseño visual, son de titularidad de Diplomadosidg.com, por lo que se encuentra estrictamente prohibido su empleo, modificación, reproducción, distribución, transmisión o comercialización de los derechos involucrados sin el permiso previo, expreso y por escrito de Diplomadosidg.com